domingo, 12 de mayo de 2013

NOTICIAS DE CARTÓN


Noticias de cartón

por Leandro Calle

Casi como en un cuento fantástico las ciudades cambiaron después de 2001. ¿Se acuerda? Crisis económica, muertos, corralito, varios presidentes en una misma semana, caos y disturbio, desempleo del 18 % y el grito en las calles de: ¡que se vayan todos! No fue hace tanto, históricamente estos acontecimientos sucedieron a la vuelta de la esquina del tiempo. Ya lo decía “el morocho del Abasto”: veinte años no es nada, y aún no han pasado veinte años de aquellos sucesos. Lo cierto es que uno de los fenómenos visuales de esa crisis de 2001 fue la aparición de los cartoneros.

De repente, casi mágicamente las calles se poblaron de carros y caballos y un sinnúmero impreciso de personas que revolvían los deshechos y la basura buscando cartón, papel, plástico y vidrio. La palabra cartonero cobró un sentido concreto. En Buenos Aires, por ejemplo, en pleno microcentro de la ciudad, emergían estos seres casi misteriosos en el mismo momento del crepúsculo. Provenían de los barrios humildes, de las villas, de la provincia. Algunas viejas paquetas de barrio norte incorporaban en su cuidado lenguaje de “papa en la boca” un áspero “está lleno de negros”. Pocos se dieron cuenta del trabajo infantil que allí estaba a la vista de todos, menos aún de las condiciones del trabajo, insalubre y peligroso. De algún modo en muchas ciudades argentinas, la manifestación casi hierofánica de esos seres era como la metáfora cruel de la crisis, era su visibilidad más real y contundente.

Es a partir de este contexto cuando nace la experiencia latinoamericana de las editoriales cartoneras.
Por aquellos años posteriores a 2001, la palabra reciclar se convirtió en una palabra frecuente y cotidiana. El reciclaje de cartón derivó en el Barrio de la Boca en Buenos Aires hacia una cooperativa editorial. Y en el año 2003, Washington Cucurto,  Javier Barilaro y Fernanda Laguna fundan Eloísa Cartonera, la primera editorial cartonera del país y de América latina. Se convirtió en una experiencia editorial pionera que no solo fue y es exitosa sino que contagió a todos los países de habla hispana. Hoy, existen editoriales cartoneras, en México, Paraguay, Chile, Bolivia, Perú y muchos otros países.

Se trata de ediciones de tirada corta, realizadas con el reciclaje del cartón. Son ediciones únicas, vistosas y simpáticas. Y así como los cartoneros fueron la expresión visible de la crisis, las editoriales cartoneras que surgieron en este contexto son testimonios vivos de la posibilidad concreta de transformación de una realidad adversa en un futuro interesante, bello y productivo. Sin hablar de los contenidos, porque si de ellos se trata, las editoriales cartoneras argentinas, manejan un catálogo de autores de alto nivel literario. Asimismo, estas nuevas formas de vida editorial, inauguraron otros circuitos para el libro. Entre las multinacionales editoriales que acaparan el mercado y las editoriales independientes que subsisten de manera personalizada sin llegar a industrializarse, surgió esta otra manera de ser editorial, que en el caso de Eloísa Cartonera posee un sesgo además de cooperativa.

La “contagiosa enfermedad de los cartones” llegó, por suerte, a Córdoba. En el año 2009, precisamente en el mes de febrero aparece Textos de Cartón, la editorial cartonera cordobesa fundada por el escritor Andrés Nieva. En los cuatro años que lleva de vida, Textos de Cartón, publicó 48 títulos. Entre sus autores encontramos a Marcelo Cohen, Juan Villoro, Alejandro Schmidt, Guillermo Bawden, Daniel Guebel, Samanta Schweblin, Esteban Moore  y muchos más. Catálogo como podemos observar muy bien cuidado y elegido. Las tiradas que realiza Andrés Nieva desde su editorial cartonera son de 50 ejemplares. Todos ellos únicos y diferentes. Suele haber reediciones tras agotarse el stock, y se agotan bastante rápido.
¿Dónde se consiguen estos libros de cartón? Para el lector acostumbrado a las grandes y medianas librerías obtener un ejemplar de alguna editorial cartonera lo obliga a desandar los circuitos literarios habituales e ingresar en otros modos alternativos de hacer, leer y producir literatura. Por un lado las redes sociales y todos los elementos que nos brinda la informática son parte nodal de la distribución de muchas de estas editoriales. Muchas de ellas poseen blogs, Facebook o páginas de internet. Es interesante ver el equilibrio y la tensión entre los usos informáticos hipermodernos y la factura artesanal del cartón. Una prueba más del acierto y de la originalidad.

En la ciudad de Córdoba, algunas librerías tienen libros de cartón y también se puede conseguir ejemplares en los eventos culturales ligados al libro como fueron Libros son, El librazo o cualquier feria de editoriales  independientes. Es preciso estar alerta o si no iniciar una búsqueda por internet. No es tan difícil y obliga al lector a sacudirse la modorra literaria y ponerse en camino, que entre otras cosas, la literatura enseña a caminar y buscar.

Recientemente apareció también desde la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC,  la Sofía Cartonera. Otra editorial cartonera cordobesa que entreteje como todas las cartoneras un proyecto cultural y una función social. Entre sus primeros títulos están Oscar del Barco, Arturo Carrera, Luciano Lamberti, y otros.

Cabe destacar la incorporación artesanal del mundo de la plástica en el campo literario. En general las editoriales cartoneras poseen un muy buen trabajo en sus tapas confeccionadas manualmente y que en muchos casos constituyen pequeñas obras de arte.
Nacidas de la crisis, con muy buena literatura, incorporando la plástica, el trabajo social y desandando nuevos circuitos en el mundo literario, podemos concluir que este “invento argentino” es una muy pero muy buena noticia.


Nota en el diario Hoy día Córdoba, 2 de mayo, 2013

2 comentarios:

  1. Qué tal, mi nombre es Jorge Plata y por el momento estoy investigando para armar un artículo de las editoriales cartoneras en latinoamérica, espero me puedan pasar algún correo electrónico para enviar la entrevista.

    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar

  2. Hello, I log on to your blogs on a regular basis. Your writing style is witty, keep it up!
    hp printer customer care number

    ResponderEliminar